Las Torres de Hernán Centeno

LAS TORRES DE HERNÁN CENTENO (CANCHIRIÑA DU RAPAPELU)

Localización: Eljas.

Cronología: Siglo XV.

Características: Nos encontramos en la serranía de Eljas, zona con grandes bolos graníticos a modo de esculturas en cuya cima se eleva el Cancho del Cuervo y las llamadas Torres de Hernán Centeno, llenas de leyendas. Frente a esta sierra se nos muestra el espectacular Castañar del Soito o de los Ojesto, ubicado ya en San Martín de Trevejo.

Parece ser que en el siglo XV era Señor de Peñaparda Alonso Centeno, hermano del famoso Hernán Centeno, llamado el Travieso. Éste se alzó con el castillo de Rapapelo en la Sierra de Gata -conocido todavía hoy como as Torris de Hernán Centeno- y desde allí hacía sus correrías, llegando incluso a apoderarse de la fortaleza de Eljas, aprovechando la ausencia de su Comendador. Fue tal la fama que alcanzó en su época que no sólo le valió el sobrenombre que llevaba, sino que se convirtió en una verdadera leyenda.

Finalmente, fueron los Reyes Católicos quienes restablecieron el orden y la justicia en aquella zona.

Las Torres de Hernán CentenoAS TORRIS DE FELNAN CENTEU (CANCHIRIÑA DU RAPAPELU)

Localización: As Ellas.

Cronología: Siglu XV (quindi).

Caractirísticas: Mus fallamus in a serranía de As Ellas, zona cun grandis bolus graníticus a maneira de iscurturas in cuia cima se eleva u Canchu Corvu i as chamás Torris de Felnán Centeu, cheas de leiendas. Frenti á serra se mostra u ispectacular Castañar du Soitu u de U Jestu, ubicau ia in Sa Martín de Trevellu.

Pareci ser que nu siglu XV (quindi) era Señor de Peñaparda Alonsu Centeu, Las Torres de Hernán Centenohilmanu du famoshu Felnán Centeu, Chamau U Traviesu. Esti se fidu cun u castelu de Rapapelu in a Serra de Gata –cuñucíu inda hoixi cumu as Torris de Felnán Centeu- i desde alí feia as sus currirías, chegandu incrusu a apoderarsi da fortaleda de As Ellas, apruvitandu a ausencia du Comendadol. Foi tal a fama que alcanzó in a su época que non solu le valeu u  subrinomi que levaba, sinon si non que se cunvirtíu in unha verdadeira leienda.

Finalmenti, foran Us Reyis Católicus quen restableceran u ordin i a justicia in aquela zona

boton